Entra a formar parte de la http://generacionnohunger.org y actúa. #GenNoHunger: somos la primera generación capaz de acabar con el hambre. Lo contamos con arte. Crea y actúa: ¡Nos van a oír! Generacion No Hunger

12 abr. 2011

El legado de Yuri Gagarin

Las tres lecciones del 50 aniversario de la llegada del hombre al espacio



Fue el primero en ver la Tierra desde el espacio y elegido héroe nacional antes de serlo. Hoy hace 50 años del viaje del cosmonauta ruso Yuri Gagarin: dos vueltas a la Tierra en una cápsula espacial de menos de dos metros de diámetro. Su hazaña, de 108 minutos, fue la segunda bofetada que los soviéticos dieron a EE UU, el competidor en la carrera espacial. Los comunistas ya habían sido los primeros en lanzar el primer satélite espacial, el memorable Sputnik. Y Gagarin, de origen proletario, fue más héroe aún al morir pilotando un caza en 1968, un año antes de que EE UU pisase la Luna. Tenía 34 años.
Hoy, la efeméride da pie a hacer balance. Javier Ventura-Traveset, portavoz de la Agencia Espacial Europea (ESA), hace balance de la evolución de la investigación espacial tras cumplirse el 50 aniversario del “inspirador vuelo”.
1. El espacio es cotidiano
Afecta a nuestra vida diaria y “es esencial para nuestra calidad de vida”. "Podríamos vivir sin saber el clima que va a hacer mañana? ¿Podemos imaginar un mundo sin GPS" ¿Sin retransmisión de partidos de fútbol vía satélite?", enumera el responsable de la ESA. De hecho, el airbag o los ordenadores portátiles tienen también algo de espacial.
2. El universo, más comprensible
Desde que los soviéticos dieron el primer paso, los avances en la exploración científica han sido numerosos. “Nuestras naves han visitado  prácticamente todo el sistema solar, planetas, asteroides, cometas; hemos aterrizados sondas en la Luna, en Marte y  en Titán, estudiado en detalle nuestro sol, incluso hemos orbitado perpendicularmente a la eclíptica de los planetas”, explica Ventura-Traveset, ingeniero en telecomunicaciones. De hecho, “somos capaces de remontarnos y ver como era nuestro universo en el momento en que empezó a emitir radiación, hace unos 13.000 millones de años”.
3. La colaboración es un éxito
El trabajo en equipo siempre es mejor. "Hemos pasado de esos 108 minutos en órbita a tener una estación espacial permanente, de más de 450 toneladas de masa", dice el ingeniero. Y una evolución en materia científica que ha sido fruto de la colaboración. Una vez acabó la Guerra Fría también espacial, los héroes fueron menos heroicos y más compartidos. "Quién podría pensar que hace 50 años y en plena Guerra Fría, 50 años después 16 países del mundo, incluyendo Rusia, EE UU, el continente europeo, Japón y Canadá estarían trabajando juntos en una estación espacial común...", reflexiona el especialista de la ESA.
Dos apuntes sobre el presente y el futuro espacial
Aunque la NASA jubile los transbordadores y la privatización aceche al sector, el portavoz de la ESA es optimista. Para él, los Gobiernos no han perdido interés por el espacio.
“Por cada euro que se invierte en el sector espacial de las telecomunicaciones por satélite, se genera un factor multiplicativo por 30 en la economía global.  Cuanto más desarrollado está un país, más importante es su sector espacial”, apunta Ventura-Traveset. La ESA cuenta este año con mayor presupuesto que el anterior, pero teniendo en cuenta "los extraordinarios beneficios", explica, “la inversión en espacio es globalmente pequeña”.
Y el portavoz de la agencia europea vislumbra mejores avances y nuevos actores: “En el campo de la exploración la cooperación internacional va a seguir, sin duda, siendo la fórmula elegida, y en ella van a contribuir también las nuevas potencias del sector, India y China. El hombre visitará de nuevo la luna, se posará en asteroides y en Marte”.
Y añade: “Nos gusta decir que la persona que pondrá por primera vez su pie en Marte ya ha nacido y así lo creen muchos de nuestros astronautas”.

No hay comentarios: