Entra a formar parte de la http://generacionnohunger.org y actúa. #GenNoHunger: somos la primera generación capaz de acabar con el hambre. Lo contamos con arte. Crea y actúa: ¡Nos van a oír! Generacion No Hunger

27 jul. 2012

Innovar y emprender: intuición o racionalidad

@JAVIERARAGON - JAVIER ARAGÓN, EL Viernes, 27 DE JULIO DE 2012

Habitamos un mundo enorme, con casi 7 mil millones de personas, muchas de ellas interconectadas a través de internet, al igual que interconectadas están las economías de sus países, las tendencias de consumo, los avances científicos y los logros tecnológicos. Un mundo demasiado complicado como para tener datos certeros y más aún si pensamos en la rapidez con la que se producen los cambios.
Seguramente, para predecir el futuro en este mundo de hoy, es mucho más útil tener buena intuición, que un informe comercial de hace tres años.

Sigue leyendo:


9 jul. 2012

Personas, viajes, aniversarios y momentos vividos.

@JAVIERARAGON - JAVIER ARAGÓN, EL domingo,  8 DE JULIO DE 2012

En ocasiones surgen las ganas de escribir sin sentido. De que fluyan las palabras y a ver qué pasa. No todo tiene que moverse por un ligero orden, con orden y sin caos. La vida está hecha de retazos de colores que fluyen formando nuevas mezclas. Nuevas historias. A veces hay que terminar bien una para poder comenzar otra. Sin costuras flojas, de esas que un poco de viento las puede romper. 

Sigue leyendo:


4 jul. 2012

#CambioClimático ¡verdad incomoda o pura realidad!

@JAVIERARAGON - JAVIER ARAGÓN


La inspiración viene a veces de las maneras más extrañas. Hace aproximadamente un año, estaba yo hablando con un buen amigo en una fiesta -sí, ese tipo de conversación con la que me distraigo cuando me apetece socializar un tema. El me decía que “no estaba convencido aún sobre “el impacto de los seres humanos sobre el cambio climático. ”Creo que [el cambio climático] es completamente debido a causas naturales“, me dijo en varias ocasiones mientras ambos bebíamos un poco de vino. 

“En este mundo globalizado, moderno, el crecimiento sigue siendo el objetivo de empresas y gobiernos que dañan el medio ambiente para sacar provechos económicos pero, ¿Y nosotros?, como individuos, como consumidores, hasta que punto participamos en la destrucción de la biosfera.” LEONARDO DICAPRIO

Tal vez sea un buen momento de pensar cómo podemos ayudar al medio ambiente a partir de ahora. El primer paso era la concienciación, ya estamos informados, toca actuar antes de que sea demasiado tarde, el cambio climático ya lo estamos viviendo. Es muy simple, los ecosistemas que mantienen la vida se deterioran, ecosistemas que llevan evolucionando millones de años, ahora está claro, la civilización industrial ha causado un daño irreparable y nuestro impacto no deja de acelerar, llevamos los últimos 30 años luchando contra el calentamiento global, entonces surgen las preguntas, ¿Por qué no reaccionamos? Y lo que es más importante, ¿Qué fuerzas impiden el cambio?

“Nuestra comida se está envenenando tanto qué debería preocuparnos, cada vez hay menos, el agua es cada vez más insalubre, incluso para bañarse en el mar y estos son solo los evidentes prolegómenos de unos desastres mucho más sutiles y aterradores que se avecinan.”
JEREMY JACKSON

Nuestro descuido ha originado un de los mayores problemas de la humanidad, grandes desastres naturales que antes ocurrían cada década, ahora cada vez ocurren más seguidos. Estos fenómenos cada vez ocurren con mayor frecuencia e intensidad. El desprendimiento de grandes bloques de hielo está ocurriendo permanentemente en los polos, masas de hielo gigantes de centenares de km. cuadrados se desploman ante nuestros ojos. Si bien el desprendimiento de esos bloques conllevara un efecto en la elevación del nivel del mar, significan una alerta de que algo no anda bien, se ha demostrado científicamente que estos desprendimientos no son usuales, son causa del calentamiento global. 

La Antártida es la zona más afectada por el calentamiento, y es la zona que más ha sufrido el aumento de temperatura. Evidentemente el planeta nos está diciendo que está llegando a su límite, y nos está advirtiendo.

Hemos llegado a un momento en el que tenemos que tener verdaderamente en cuenta que no solo son hechos aislados y datos científicos, vamos tener que aprender a sobrevivir con lo que nos vamos a encontrar, que va a ser una batalla muy dura por la supervivencia humana.

Y los países subdesarrollados van a sufrir mayor impacto. Esto provocara enormes crisis mundiales por las consecuencias económicas y pérdidas humanas. Guerras por la escasez de los recursos naturales, y una de las principales causas será por la escasez del agua. Es muy difícil, porque hay que cambiar la mentalidad de las personas, cambiar nuestra manera de vivir, y eso no es de un día para el otro.

“Somos el producto de 500.000 millones de dólares de publicidad al año; para cuando un joven llega a la universidad, a primero de carrera ya ha visto miles de horas de televisión, una media de algo más de cuatro horas al día, un estudio concluyo que podrían identificar más de 1000 logos de empresas  pero menos de 10 plantas y animales de su propio entorno, no solo nos hemos convertido en consumidores, sino en grandes ignorantes de lo que  nos hace vivir en la tierra.” DAVID  ORR

Podríamos decir que el gran culpable sea el sistema capitalista en el que vivimos, pero la realidad es que los culpables somos nosotros mismos, no basta con regularizar y dar charlas en los colegios, debemos ser conscientes de que el cambio ya es irreversible y que solo queda intentar disminuir los errores, intentar disminuir los daños que causamos a nuestro ecosistema,

Las industrias son las que emanan el gran porcentaje de los gases de efecto invernadero que perjudican el medio ambiente, pero tenemos que analizar y pensar seriamente sobre cómo vamos a actuar y que medidas vamos a tomar principalmente los países más industrializados porque está en juego nuestra vida, está en juego nuestra preservación humana.

Dicen que el hombre es un animal de costumbres y quizás ahí surja algo de esperanza, pero no contamos con mucho tiempo. Hay que buscar soluciones para prevenir tales predicciones y que las catástrofes climáticas no ocurran o al menos disminuyan y no buscar soluciones para enfrentarlas en el día de mañana. Más vale prevenir que curar encaja muy bien en este tema.

Yo creo que una cosa es cierta, el costo económico sería enormemente mayor si seguimos en el mismo camino, lo que significa reconstruir ciudades devastadas por desastres naturales que de hecho ya ocurren, se convertirá en algo mas común y con mayor poder destructivo, las posibles enfermedades que puedan aparecer, la escasez de ciertos recursos haría de ellos que fueran de altísimo costo conseguirlos, y esto es muy claro, no todos podrán acceder a ellos, serán muy pocos, habrá guerras por los mismos, y por supuesto, a causa del aumento del nivel del mar, los países con menos recursos no se podrán salvar.

Los países más ricos buscaran soluciones para construir barreras o bloques especies de muros gigantes para evitar que queden bajo el agua. Lo que es una injusticia porque quizás unos pocos se puedan salvar, los que tienen más recursos y son más poderosos, que a su vez son los que más contaminan. ¿Se imaginan lo que podría llegar a ser el costo económico? serian cifras astronómicas, pero lo más importante sin duda es el costo humano que esto provocara. Sin duda que en esto la educación va a ser clave, desde los institutos y los hogares hasta los gobiernos y empresas nos debemos de concienciar que el calentamiento y el cambio climático son ya un hecho, no se trata de creer o no creer, se trata de la cruda realidad.

Es la hora de ser conscientes de que el cambio climático es una realidad y se debe a la acción del hombre, de eso no hay duda alguna. Yo creo que el clima sufre cambios naturales pero pienso que el hombre ha acelerado ese proceso. Pensemos esto, ¿qué es lo que les dejamos a las generaciones futuras y al resto de los seres vivos? 

Hay gente que piensa que quizás esto pueda o no suceder y le resta importancia, porque piensan que no les va a tocar en sus vidas o que va pasar dentro de tantas décadas, pero como dije antes, ¿Qué pasara con los que lleguen? Sufrirán las consecuencias de lo que hicieron sus antecesores. Y ¿Cómo nos sentiremos si somos conscientes del daño que hacemos a nuestro único hogar llamado LA TIERRA?

“El Problema no es la tecnología, ni el exceso de dióxido de carbono, ni el calentamiento global, ni los residuos, esos son los síntomas del problema. El problema es nuestra mentalidad, es un problema fundamentalmente cultural, esta enfermedad tiene mucho que ver con nuestra cultura.”
THOM HARTMANN

Os dejo con tres magníficos documentales que explican a mí entender bastante bien, que hemos hecho, que podemos hacer y hacia donde nos dirigimos.


Una verdad Incomoda (Al Gore) DOCUMENTAL en Español



THE 11th HOUR ( LA HORA 11 ) un proyecto de Leonardo Dicaprio 





HOME  Trailer en Español 


Documental completo en Español:  http://youtu.be/SWRHxh6XepM 

Compártelo. Y actúa.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons




2 jul. 2012

Elige tu guión de vida!

@JAVIERARAGON - JAVIER ARAGÓN, EL lunes,  2 DE julio DE 2012

El guión de tu vida, ¿quién lo escribe? 

Hace ya tres años, conocí a una persona que siempre que se le planteaba una oportunidad de cambiar determinadas situaciones o de realizar acciones concretas en beneficio de otras personas, la primera pregunta que realizaba era “¿cuándo?” Y empezaba un plan de acción.

Las personas de éxito hacen las cosas que no les gusta hacer a las que fracasan (M.Gray)

¿De qué depende el comportamiento de las personas? Con esta pregunta empiezo muchos de los seminarios que imparto. Respuestas se dan muchas y variadas, por ejemplo depende del carácter, de la personalidad, de la educación y formación, de la cultura, del ambiente exterior, de la autoestima, de los intereses, etc.

Todo este conjunto de razones conforman nuestra mentalidad y nuestra mentalidad nos da una visión concreta de la realidad. Esa forma de ver, ¿está determinada en mis genes, por así decirlo, o es de libre elección? Sabiendo que existen grados de un extremo a otro, ¿vemos el mundo como una fiesta o como un lugar de sufrimiento? Hasta aquí para la reflexión personal.

La proactividad es lo contrario a la reactividad y no tiene nada que ver con la actividad o activismo. Ser proactivo no significa tener que estar siempre haciendo cosas. A veces se relaciona la proactividad con la iniciativa, pero aunque guardan cierta relación en un sentido determinado, no es lo mismo.

El proactivo provoca que las cosas sucedan. No espera que sucedan por sí mismas o que alguien se ocupe de ellas.

La proactividad significa que somos responsables de nuestros actos, pues tenemos la posibilidad de elegir cómo actuar, o, por lo menos, de elegir la actitud que deseamos frente a los acontecimientos que se nos imponen. En nuestro interior podemos decidir el modo en que nos afectan los acontecimientos. Nos pueden arrebatar la libertad exterior, pero nunca la interior (Viktor E. Frankl)

El reactivo emite una respuesta ante un estímulo sin esperar que intermedie la voluntad (como los experimentos de Pavlov) La persona reactiva se expresa de la siguiente manera: “hay personas que me sacan de mis casillas” o “hay situaciones que me ponen nervioso.” De esta forma le viven la vida, no la vive por sí mismo.

¿Quién escribe el guión de mi vida? ¿Soy yo el guionista o soy un actor de un papel que otro escribe por mí? Las circunstancias y las personas hacen que el reactivo baile al son que otra gente toca. Todo reactivo echa la culpa de lo que le pasa a las circunstancias u otras personas.

El proactivo, ante un estímulo concreto (una situación o una persona), tiene la libertad y siente la responsabilidad de elegir sus reacciones.

Éstas pueden ser muchas y muy variadas. La gente proactiva ejercita cuatro dones que tenemos los hombres: el autodistanciamiento (examinamos nuestros pensamientos, estados de ánimo, actitudes y acciones, podemos vernos desde fuera), la creatividad (salimos de los patrones y normas establecidas para ver más allá, dando soluciones válidas), la conciencia (distinguimos entre lo bueno y lo malo, buscando la integridad personal) y la voluntad (independencia de la influencia externa)

Este comportamiento está enlazado con la asertividad, que significa ser capaz de expresar mis emociones, sentimientos, opiniones, creencias con libertad, en el momento adecuado y de una manera correcta.

El proactivo si quiere decir NO, lo hace. Si quiere decir SÍ, también. Si quiere pedir un favor, criticar determinada acción o actitud, decir una palabra de aliento o de apoyo, lo hace, y si no quiere, no lo hace. En ningún momento se siente obligado por quedar bien, el qué dirán, las presiones emocionales, etc.

A veces nos enfrentamos a las dificultades de la vida o del trabajo, existen personas que nos hacen chantaje o soborno emocional, y hay situaciones que desde muy pequeños hemos evitado.


Por eso ser proactivo al cien por cien no es fácil, diría que imposible. Creo que es posible cierto grado de proactividad y de elección, pero como seres imperfectos, erramos y debemos darnos ese derecho, el de equivocarnos y saber que ante ciertas cosas sí somos reactivos y no pasa nada.

También existen vivencias que se nos imponen aunque no queramos, personas con las que, queramos o no, tenemos que tratar, enfermedades, desgracias personales, etc., nos queda la libertad interior de elegir nuestra actitud ante estos acontecimientos.

Es cierto que el proactivo puede cambiar muchas situaciones al darse cuenta de que su responsabilidad no la pierde.

Ante todas nuestras preocupaciones que nos comen la vida, la proactividad nos ayudará a buscar la solución adecuada. La reactividad nos inmovilizará ante ellas o nos dejará el sentimiento de que no podemos hacer nada, sólo rendirnos.

El proactivo aumenta su influencia sobre las preocupaciones y busca otras rutas válidas para salir del paso. Pero la realidad es que nunca podremos llegar a anular nuestras preocupaciones. Siempre serán más que donde podemos llegar a influir, pues nos preocupa el ozono, la economía mundial, que nuestros hijos no vayan a determinados sitios, que se solucione el problema de las drogas, etc. Nuestro círculo de influencia nunca podrá abarcar el círculo de preocupación.

La vida o se fundamenta en certezas, o naufragamos ante en vaivén de los sentimientos. Los sentimientos son buenos, pero no deben transformarse en el anclaje de la vida. Porque hoy me siento bien, pero quizá mañana no.

Cuando tenemos la certeza de que queremos a alguien y esa persona también nos quiere, no importan las dificultades que tengamos que sufrir juntos. Pero como fundamente la relación en el sentimiento de que ahora estoy bien contigo… ¿qué pasará si mañana estoy mal?

No está fuera de nosotros el problema, sino que nosotros somos parte del problema, si así lo vemos, buscaremos la solución y nuestro círculo de influencia se ampliará. El cambio se realiza de dentro hacia fuera.

Una vez escuché una frase que me dio muchas esperanzas ante problemas que creía difíciles: lo imposible, muchas veces, es lo que nunca se ha intentado, creo que es muy válida. 

por Sergio Cardona Patau.