Entra a formar parte de la http://generacionnohunger.org y actúa. #GenNoHunger: somos la primera generación capaz de acabar con el hambre. Lo contamos con arte. Crea y actúa: ¡Nos van a oír! Generacion No Hunger

31 may. 2011

Miles de ciudadanos rodean el parlamento griego en la plaza Sintagma de Atenas y mantienen durante varias horas a los diputados en su interior




Miles de ciudadanos rodean el parlamento griego en la plaza Sintagma de Atenas y mantienen durante varias horas a los diputados en su interior


A última hora de la tarde de este martes entre 20.000 y 50.000 activistas, segun distintas fuentes, rodearon el parlamento griego en la plaza Sintagma de Atenas y retuvieron en su interior a los diputados.

Al filo de la medianoche los parlamentarios consiguieron romper el cerco, según las informaciones de los medios locales griegos que estaban cubriendo la noticia. Unidades antidisturbios de la Policía griega escoltaron los vehículos de los diputados para que pudieran salir del cerco, tal como puedes ver más abajo en algunos vídeos.

Los hechos se pudieron ver en directo comenzaron con la toma de las calles de miles de ciudadanos atenienses que protestaban de este modo de las últimas medidasde ajuste que ha tomado el Gobierno griegoTe dejo este enlace que está en griego y su traducción al español.

Es una acción más de la #greekrevolution. Llevan acampados más de una semana en la plaza a imitación de la#spanishrevolution y nuestras acampadas.

Piden lo mismo que nosotros: Que los chorizos vayan al trullo, que los políticos no secuestren la democracia, que el Gobierno no venda a los ciudadanos como esclavos a las multinacionales, a los bancos y a las grandes corporaciones y, en definitiva, poder vivir en libertad y en una verdadera democracia.

Curiosamente el hecho de que entre 20.000 y 50.000 personas en Atenas hayan tomado el parlamento y mantengan encerrados en su interior a los parlamentarios, no es noticia para los medios españoles. Tampoco hay que cargar las tintas contra ellos. Ni Belén Esteban ni José Mourinho estaban en la plaza.

La noticia pudo seguirse en directo a través de este canal de streaming que ofrecía todos los detalles de la protesta en vivo y que pudimos ver cientos o miles de personas de todo el mundo a través de Internet. Te dejo con el vídeo de la salida de los parlamentarios del edificio escoltados por la Policía:




Αγανακτισμένοι πετάνε μπουκάλια σε αυτοκίνητα... por News247

ActualizaciónLos diputados consiguen romper el cerco y consiguen salir del parlamento griego. Noticia traducida del griego al español.

Actualización: La complejidad de traducir el griego al inglés o al español hace complicado entender correctamente las noticias que llegan de Atenas. Recapitulando, unas 50.000 personas han rodeado la tarde noche de este martes el parlamento griego en la plaza Sintagma de la capital helena. Tras varias horas de encierro, los diputados consiguieron romper el cerco y, según distintas informaciones, han abandonado ya el edificio.

La acción fue una consecuencia de la llamada a tomar las calles del académico griego Mikis Theodorakis y otros colegas para protestar por las injustas medidas que sigue tomando el Gobierno que "están colocando el país al borde del precipicio", según las últimas informaciones que han recogido en Menéame. Siguen llegando informaciones contradictorias sobre la cantidad de personas que han rodeado el parlamento. Unas fuentes hablan de 20.000 y otras de 50.000. Quizás puedas hacer los cálculos tú mismo con esta panorámica de lo sucedido esta tarde en Atenas.

Actualización: Según las informaciones que vamos recopilando, los diputados ya han salido del parlamento y la violencia ha brillado por su ausencia en una nueva protesta absolutamente pacífica de los indignados ciudadanos griegos.


Actualización: La crisis de la economía griega, en entredicho desde hace varios años por su precaria situación financiera, protagonizaba hoy en el parlamento ateniense otra vuelta de tuerca más para los sufridos bolsillos de los contribuyentes helenos al endurecer todavía más las condiciones para el rescate del BCE. La situación es muy delicada porque los acreedores exigen sacrificios interminables a los griegos y los ciudadanos están ya al borde de la desesperación.

Esta imagen es una captura de pantalla de la emisión en directo desde la plaza Sintagma en Atenas sobre las 11 de la noche hora peninsular española de la sede del parlamento griego, durante la acción de esta tarde. Y la que ves en portada es parte de la impresionante imagen de 360 panorama que puedes ver completa aquí.


Una información de: http://www.esperantia.com/2011/05/50000-personas-toman-el-parlamento.html
Mas info relacionada: 
   Unas 30.000 personas, según la Policía, más según los manifestantes, han salido este domingo a la calle en Atenas... 


Islandia, la isla de la revolución. ¡Que se sepa!






@JAVIERARAGON JAVIER ARAGÓN, 31 de mayo de 2011
Birgir Smari Arsaeisson (haciendo el símbolo de la victoria) posa con amigos de la universidad frente al Parlamento islandés.

SIN NOTICIAS DE ISLANDIA

Si alguien cree que no hay censura en la actualidad, que me diga como es que se ha sabido todo lo que pasa en Túnez, Egipto, Libia, etc. y ¿por qué los periódicos no han dicho nada sobre lo que ha pasado en Islandia?

En Islandia, el pueblo ha hecho dimitir a un gobierno al completo, se nacionalizaron los principales bancos, se decidió no pagar la deuda que estos han creado con Gran Bretaña y Holanda a causa de su mala política financiera y se acaba de crear una asamblea popular para reescribir su constitución.

Y todo ello de forma pacífica. Toda una revolución contra los poderes fácticos que nos han conducido hasta la crisis actual.

He aquí las razones del porque no se han dado a conocer estos hechos durante dos años:

¿Qué pasaría si el resto de ciudadanos europeos tomaran ejemplo?


Por favor, distribuirlo a todos vuestros contactos. ¡Que se sepa!

ISLANDIA: REVOLUCIÓN SILENCIOSA PERO EFECTIVA



Esta es, brevemente, la historia de los hechos: 

Año 2008
Se nacionaliza el principal banco del país. La moneda se desploma, la bolsa suspende su actividad. El país está en bancarrota.

Año 2009
Las protestas ciudadanas frente al parlamento logran que se convoquen elecciones anticipadas y provocan la dimisión del Primer Ministro, y de todo su gobierno en bloque. Continúa la pésima situación económica del país.

Mediante una ley se propone la devolución de la deuda a GB y Holanda mediante el pago de 3.500 millones de euros, suma que pagarán todos las familias islandesas mensualmente durante los próximos 15 años al 5,5% de interés.

Año 2010
La gente se vuelve a echar a la calle y solicita someter la ley a referéndum. En enero de 2010 el Presidente, se niega a ratificarla y anuncia que habrá consulta popular. En marzo se celebra el referéndum y el NO al pago de la deuda arrasa con un 93% de los votos.

A todo esto, el gobierno ha iniciado una investigación para dirimir jurídicamente las responsabilidades de la crisis. Comienzan las detenciones de varios banqueros y altos ejecutivos. La Interpol dicta una orden, y todos los banqueros implicados, abandonan el país.

En este contexto de crisis, se elige una asamblea para redactar una nueva constitución que recoja las lecciones aprendidas de la crisis y que sustituya a la actual, una copia de la constitución danesa.

Para ello, se recurre directamente al pueblo soberano. Se eligen 25 ciudadanos sin filiación política de los 522 que se han presentado a las candidaturas, para lo cual sólo era necesario ser mayor de edad y tener el apoyo de 30 personas.

La asamblea constitucional comenzó su trabajo en febrero de 2011 y presenta un proyecto de carta magna a partir de las recomendaciones consensuadas en distintas asambleas que se celebran por todo el país.

Deberá ser aprobada por el actual Parlamento y por el que se constituya tras las próximas elecciones legislativas.

Esta es la breve historia de la Revolución Islandesa: dimisión de todo un gobierno en bloque, nacionalización de la banca, referéndum para que el pueblo decida sobre las decisiones económicas trascendentales, encarcelación de responsables de la crisis y reescritura de la constitución por los ciudadanos.

¿Se nos ha hablado de esto en los medios de comunicación europeos?

¿Se ha comentado en las tertulias políticas radiofónicas?

¿Se han visto imágenes de los hechos por la TV? Claro que no.

El pueblo islandés ha sabido dar una lección a toda Europa, plantándole cara al sistema y dando una lección de democracia al resto del mundo.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------




Artículos recomendados:

----------------------------------------------------------------------------------------------
Eran los habitantes más felices del planeta, según los expertos, hasta que estalló la «burbuja» financiera en 2008. Desde entonces es un pueblo enfadado. Y mucho. Primero dejaron caer los bancos y se negaron a inyectarles dinero público, luego hicieron dimitir al Gobierno y ahora se niegan a pagar las deudas de sus instituciones financieras y quieren que sean sus directivos quienes lo hagan, pero con la cárcel. Viajamos a la isla rebelde
Islandia ha vuelto a asombrar al mundo. Y lo ha hecho de manera tan intempestiva como la erupción del volcán que hace un año paralizó el tráfico aéreo. Aquí, las cosas son así: inesperadas. En octubre de 2008 este pequeño país sufrió un infarto, es la manera más gráfica de describir lo que le sucedió a su economía. Hasta entonces vivía en la opulencia. Era el ejemplo de las bondades de la globalización financiera. Sus bancos engullían miles de millones de los fondos de inversión extranjeros, atraídos por los altos tipos de interés. Un banquete hipercalórico que les hizo engordar hasta que sus depósitos multiplicaron por 12 el PIB del país. Obesidad mórbida. La población, confiada, se había lanzado a una bacanal de compras a crédito: coches de lujo, segundas residencias... De repente, una arritmia llamada «hipotecas basura» se propagó desde Wall Street y las economías de medio mundo fibrilaron. Islandia fue la primera en caer. Sus bancos quebraron, la Bolsa se desplomó, la moneda fue devaluada y la inflación se disparó. Hasta McDonald´s echó el cierre a sus restaurantes y abandonó el país.

El FMI recetó la terapia habitual: subidas de impuestos, recortes salariales y sociales... Pero hoy el enfermo ha salido de la UCI. Y los islandeses han decidido algo insólito: perseguir a los responsables, no pagar las deudas contraídas por sus bancos, dejarlos caer sin inyectarles dinero público y encarcelar a los culpables de la crisis. Los mercados asisten atónitos a esta salida de tiesto. Y los enfermos de la Unión Europea -Grecia, Irlanda, Portugal...-, con sus economías enchufadas artificialmente al euro y recibiendo las descargas eléctricas de carísimos rescates, se preguntan si la medicina islandesa es la panacea.

¿Lo es? Está por ver, pero si los «malos» salen de rositas no será por falta de empeño. Se ha abierto una investigación exhaustiva, se ha nombrado a un fiscal especial, se ha elaborado un informe de 2500 páginas donde se detallan los delitos... La Interpol puso en busca y captura a Sigurdur Einarsson, presidente ejecutivo del banco Kaupthing, que fue detenido en su mansión de Londres. Una docena de banqueros, acusados de enriquecimiento ilícito, puede correr la misma suerte.

¿Pero la rebelión islandesa es de verdad o se ha exagerado con una pizca de romanticismo? «¿Exageración? Lo que sucede es que los islandeses estamos muy cabreados», opina Peter Mogensen, de 62 años, director de tráfico internacional de una compañía de telefonía móvil. «Ha subido el coste de la vida, la gasolina... El que tenía una hipoteca en divisa extranjera ha visto cómo el montante se duplicaba por el desplome de la corona, y de pagar unos 230.000 euros de media ha pasado a más de 400.000. Hay «corralito» y, cuando sacas un billete de avión, solo te permiten retirar de tu cuenta el equivalente a unos 2000 euros. Yo pago más impuestos, pero no hice locuras. Soy de la vieja escuela y no me entrampé. Y conservo mi trabajo. Pero mucha gente, sobre todo parejas jóvenes con hijos, lo está pasando mal.»

Y Mogensen reflexiona: «La vida era muy fácil y de repente dejó de serlo. Y la gente decidió no callarse. Pedir explicaciones a las élites. Dijimos basta. ¿Por qué tenemos que costear nosotros, los ciudadanos, las pérdidas de compañías privadas? Los negocios no se hacen así. Si mi empresa no puede pagar sus facturas, no le voy a pedir al vecino que lo haga. Yo no iba a las manifestaciones al principio, pero luego sí. Imagínese un día a 45.000 personas ante el Parlamento. ¡El 14 por ciento de la población islandesa se echó a la calle a protestar! No sé si es una revolución, pero sí que es el principio de algo. La gente descontenta pide cuentas a los gobiernos. Visto desde esa perspectiva, lo que está pasando en el norte de África o en Oriente Medio no es muy diferente, salvo que en Islandia no hay derramamiento de sangre. Vale, allí están enfrentándose a dictaduras. Pero quizá nuestro ejemplo haga pensar a los ciudadanos de otros países democráticos que no hay que conformarse, que las decisiones de los gobiernos deben ser más transparentes y que los de abajo tenemos derecho a decidir, sobre todo cuando está en juego el bienestar de las siguientes generaciones».

El doble referéndum del caso Icesave ha catalizado el descontento popular. Icesave era un banco que operaba por Internet y captó los ahorros de unos 400.000 extranjeros. Cuando se declaró en quiebra, el ex primer ministro británico Gordon Brown aplicó la ley antiterrorista para congelar las cuentas y garantizar los depósitos de sus súbditos, lo que hirió a los islandeses en su orgullo. Finalmente, el Reino Unido y Holanda pagaron a sus ahorradores... Y le pasaron la minuta al Gobierno de Islandia, que se resignó a asumir la «derrama»: 4000 millones de euros a 15 años, más intereses (al 5,5 por ciento). A escote, tocaban a unos 45.000 euros por familia. El Parlamento acató la decisión, pero entonces saltó la sorpresa: el presidente, Ólafur Ragnar Grímsson, se negó a firmar la ley. Los islandeses pasaron por las urnas y decidieron apoyarlo. El Gobierno renegoció (37 años al 3,3 por ciento). Y otra vez Grímsson se plantó. Nuevo referéndum y nuevas calabazas.

El presidente tuvo un par de aliados inesperados. Martin Wolff, gurú económico del Financial Times, sentenció: «Los islandeses no están obligados, ni moral ni legalmente, a pagar esa deuda gigantesca que hipotecará a varias generaciones.La demanda del Gobierno inglés no es razonable. Los contribuyentes no deben ser utilizados como una póliza de seguros por los bancos. Y, además, muchos países se han negado históricamente a pagar su deuda, incluso los ingleses lo hicimos después de la Segunda Guerra Mundial». Y la jueza Eva Joly, más que probable candidata francesa a las presidenciales de 2012, que asesoró en la investigación, clamó: «¡Luchen contra esta injusticia!».

Pero después del segundo «nei» («no») en las urnas, el país puede correr el riesgo de convertirse en un paria para los mercados. El Reino Unido ya ha anunciado que llevará a los tribunales a Islandia y las agencias de calificación amenazan con calificar su deuda externa como bono basura, lo cual es preocupante si se tiene en cuenta que supera el 300 por ciento del PIB (en España, donde ya las pasamos canutas con cada nueva subasta del Tesoro, ronda el 167 por ciento). Sin embargo, cuando el Gobierno nacionalizó los bancos en apuros, no devolvió ni una corona a los fondos extranjeros que se pillaron los dedos. Para entendernos, Islandia se declaró insolvente. ¿Le ha ido peor que a Grecia, Irlanda o Portugal, cuyas economías han sido rescatadas siguiendo las reglas de la ortodoxia financiera?

Pues no parece. Los indicadores apuntan a que lo peor de la recesión ha pasado. La economía crece por primera vez desde el fatídico otoño de 2008. Y la inflación ha caído en picado desde el espantoso 18 por ciento hasta un llevadero 2,3. La diferencia, en opinión del analista Aditya Chakrabortty, redactor jefe de The Guardian, es que en los países periféricos se ha preferido amansar a las fieras de los mercados antes que conservar los empleos de la gente; mientras que en Islandia ha sucedido al revés, se ha priorizado el trabajo antes que el pago de intereses. «Los islandeses han roto las reglas y se han salido con la suya», resume.

«No tan rápido», advierte Astdis Kristjándottir, que perdió su empleo como gerente de una empresa de alimentación. Con 59 años, no se arrugó. Con la indemnización por el despido y unos ahorros abrió una tienda en el centro de Reikiavik. «Era eso o emigrar, como otros 14.000 islandeses. Vendo ropa que hago yo misma. Soy una persona creativa. Asistí a un seminario de diseño de joyas y hago mis propias creaciones con turquesa, amatista y lava volcánica.» Precisamente la erupción del volcán Eyjafjalla, coincidiendo con el comienzo de la temporada turística, estropeó sus ventas. «Pero saldré adelante.» Astdis votó «no» en el referéndum. «Tengo cinco hijos y 19 nietos y no me da la gana de que ellos tengan que pagar por los errores de una banda de criminales. Si no los paramos, volverán a hacerlo.»

Eygló Svala Arnarsdótir, de 30 años, editora de cuatro revistas, votó «sí». «Estoy de acuerdo con que se persiga a los culpables. Pero en el referéndum se han mezclado dos asuntos diferentes. Icesave se ha convertido en una especie de hito histórico en el que ciudadanos del mundo se plantean negarse a compensar con sus impuestos a los inversores privados que han ido a la quiebra. Pero Icesave, en realidad, no va de eso. Un país debe cumplir con sus obligaciones, por mucho que nos jaleen desde el extranjero los que quieren convertir esto en una cruzada... Si el Reino Unido nos lleva a juicio y perdemos, seremos los islandeses los que debamos afrontar las consecuencias. No vendrá nadie de fuera a compartir nuestra carga», advierte. «Para muchos es una cuestión de orgullo. Y han seguido al presidente en una aventura que ha dividido al país. Se supone que no debería inmiscuirse en política, pero la Constitución es ambigua y lo convierte, de hecho, en la persona con mayor autoridad de Islandia.» Eygló es pesimista. «Creo que en cinco o diez años tendremos otra crisis, porque la mayoría de los islandeses piensan que no tienen ninguna responsabilidad y que todo fue culpa de unos cuantos banqueros, cuando lo cierto es que mucha gente vivía a todo trapo.»

También era partidario del «sí» Einar Gudmundsson, de 52 años, pescador de Grundarfjordur, un pueblo de 900 habitantes. «Es mejor llevarnos bien con los ingleses, que son nuestros mejores clientes.» Einar acaba de comprarse un barco pequeño. «Llevo navegando 25 años en grandes buques y las tripulaciones se han reducido con la crisis. Así que ahora seré mi propio jefe.» Einar tiene cinco hijos, dos estudiando en la universidad. Y no le ha ido mal con el hundimiento de la moneda. El euro pasó de cambiarse a 62 coronas en 2008 a las actuales 163. Una depreciación de doble filo: por un lado, los que se hipotecaron están con el agua al cuello. Por otra, una moneda barata hace competitivas las exportaciones. E Islandia ha pasado de lucrarse primero y arruinarse después con la magia de la ingeniería financiera a encomendarse a la economía real: ganadería, aluminio, agua embotellada, tecnología, energía geotermal, turismo... y, sobre todo, pesca. «Yo salgo a faenar por la mañana y, cuando pesco 800 kilos de bacalao, regreso a puerto. No puedo capturar más por ley. Ni puedo pasar más de 14 horas diarias embarcado. Pero es suficiente. Nuestro mar está lleno de peces. No hay días malos, a no ser que haya temporal. Luego lo vendo en la lonja. Solo pueden acudir mayoristas islandeses, que lo fletan en el primer vuelo a Inglaterra y se vende fresco en menos de 24 horas. Fish and chips. Los ingleses pagan en libras esterlinas. Y con el cambio los intermediarios se forran.»

Economía real... Es el nuevo mantra. «¿Qué tenemos en Islandia: peces, agua dulce suficiente para abastecer a 600 millones de personas, energías renovables y... una naturaleza que quita la respiración», explica Ymir Björvin Arthúrsson, de 37 años.

Ymir, licenciado en Filosofía y con un máster en Administración de Empresas, era promotor inmobiliario. «Construía apartamentos, tenía 45 empleados y casi un millar de contratistas, pero un día, mientras iba conduciendo, vi tantas grúas, todo lo que se estaba edificando por todas partes... Y supe que era imposible que se ocupasen todas esas casas. Así que vendí la empresa. Era el año 2006. Compré terrenos en Suecia y seguí en el negocio inmobiliario. Pero me quedé sin dinero cuando todavía estaba luchando con los arquitectos y los permisos. Y necesitaba cash flow rápido para pagar la comida de los niños, así que monté con mi novia una pequeña agencia de viajes», cuenta.

Ymir ya no lee la prensa local porque «dan ganas de suicidarse». Y desconfía de los políticos. «La gente está tan hastiada que eligió a un cómico como alcalde de Reikiavik. Un tipo que decía las cosas como son y nos dio esperanza. Ahora habla como un político profesional. Y eso es inquietante.» Quizá por ello voto «no».

«El argumento del «sí» es que de este modo podremos conseguir que los inversores extranjeros vuelvan a prestarnos dinero. ¿Pero para qué nos van a prestar un dinero que no podemos devolver? Se lo diré. Porque al final lo que quieren no es dinero, sino apropiarse de nuestros recursos: caladeros, manantiales, yacimientos...»

¿Y qué se cuece en la Islandia profunda? Anna Dóra Markúsdottir, de 45 años, es una mujer valiente, aunque los percances se suceden desde que se mudó a la granja que comparte con su esposo, Jón, y sus cuatro hijos, situada entre el monte Kirkjufell y el fiordo de Grundar, a tres horas de Reikiavik por carreteras que dejan atrás volcanes y glaciares, incluido un túnel submarino. Un incendio, un accidente de coche, un tejado que vuela un día de ventisca, un caballo que se encabrita y la atropella... «Yo no creo en esas cosas, pero esto es tierra de elfos...», me dice. Solo le falta añadir: «Y haberlos, haylos». Anna Dóra y su marido crían trotones caballos islandeses, una raza única en el mundo, además de ovejas y perros autóctonos. «Estamos entre los diez mejores criadores de caballos de Islandia, exportamos a otros países, pero con la crisis las ventas se pararon. Y ahora que por fin estamos volviendo a vender fuera, el dinero tarda meses en llegar, así que mi marido se ha embarcado.»

Mientras Jón pasa un mes en un buque de la flota bacaladera, navegando por el Atlántico norte frente a Groenlandia, Anna Dóra y sus tres hijos mayores se ocupan de la granja. Anna Dóra votó «no» en el segundo referéndum sobre Icesave, como la mayoría. Tampoco quiere que Islandia ingrese en la Unión Europea, otra vez como la mayoría y en contra de los deseos del Gobierno. «Nuestros caballos son muy frágiles y no sobrevivirían si se abren las fronteras y se permite la importación de otras razas.» Me invita a café y bizcocho y me enseña una página de Internet donde puede consultar su árbol genealógico desde el siglo X. Está emparentada con el presidente y con la cantante Björk. «Pero no es nada extraordinario. Somos muy poquitos.» Contemplo el paisaje desde la ventana de la cocina. «Aquello es la prisión de Kvíabryggja», me cuenta Anna Dóra, señalando unas edificaciones bajas al pie de la montaña. «Es una cárcel abierta. No tiene rejas. Los guardianes no llevan armas, solo un aerosol. Y los reclusos fabrican relojes.» «¿Y no se escapan?», pregunto ingenuamente. «¿Adónde van a ir?», responde. «Estamos en una isla en mitad de la nada.» Y sentencia: «Ojalá en esa cárcel acaben los que nos llevaron al desastre». Y otra vez habla por boca de la inmensa mayoría.
http://xlsemanal.finanzas.com/web/articulo.php?id=68698&id_edicion=6307&salto_pagina=4 

30 may. 2011

'Democracia Real Ya' prepara una manifestación mundial para el 15 de octubre de 2011.



El objetivo es seguir denunciando que los ciudadanos no son "mercancía en manos de políticos y banqueros"
La plataforma condena la "brutalidad policial" llevada a cabo en los desalojos de París y Barcelona y pide la dimisión de Puig

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

- La plataforma ciudadana 'Democracia Real Ya' ha anunciado este lunes que está preparando una manifestación a nivel nacional, europeo y global para el próximo 15 de octubre que tendrá como objetivo seguir denunciando, como ya hicieran en las movilizaciones que tuvieron lugar el pasado 15 de mayo, que los ciudadanos no son "mercancía en manos de políticos y banqueros".

Así lo ha asegurado en una rueda de prensa convocada por dicha plataforma uno de sus portavoces, Chema Ruíz, en la que también han querido mostrar su apoyo a las miles de personas que continúan acampadas en diferentes ciudades de España y de Europa, si bien han insistido en el hecho de que 'Democracia Real Ya' no es quien lidera ni quien toma las decisiones concernientes al movimiento 'Toma la Plaza', que engloba tanto a la acampada de la Puerta del Sol como al resto.

En este sentido, han asegurado que desde la plataforma se va a seguir fomentando el debate y el diálogo con las más de 400 asociaciones que se han adherido a Democracia Real Ya, y que, de forma concreta, ya preparan una manifestación "a nivel internacional" que previsiblemente tendrá lugar el próximo 15 de octubre.

"Dado que los políticos se miran el ombligo y gobiernan para unos pocos, un grupo de ciudadanos que por fortuna es cada vez mas amplio ha decidido asumir las riendas de su destino, y no parar hasta conseguir que seamos la mayoría los que tomemos las decisiones que afecten a esa mayoría" ha apuntado Ruíz.

Hasta que ese momento llegue, tienen pensado, tal y como ha confirmado otra de sus portavoces, Aída Sánchez, "seguir trabajando" y sumarse a otras movilizaciones que desde otras asociaciones y movimientos se están promoviendo para seguir denunciando "el sistema actual" que, tal y como dice uno de sus lemas, no les representa. "Seguimos trabajando codo con codo con diferentes movimientos sociales", ha señalado.

ACCIÓN CONTRA UN DESAHUCIO EN MADRID
De esta forma, 'Democracia Real Ya' ha decidido sumarse a la acción promovida por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, una de las que integran el movimiento, para el próximo 15 de junio con la que pretenden frenar el desahucio de una familia residente en el barrio madrileño de Tetuán y mostrar así su indignación con esta práctica y su apuesta por "el derecho de todos a una vivienda digna".

"Es una familia a la que los políticos expulsan no solo de su vivienda sino también de la sociedad porque no tienen recursos y no pueden hacer frente a la hipoteca" ha aclarado Ruíz, para hacer un llamamiento a que "todo el que pueda" acuda el próximo 15 de junio a las 09.30 horas a la parada de metro de Tetuán para impedir el desahucio.

Asimismo, la plataforma ha mostrado su apoyo y su respaldo a las marchas convocadas por las acampadas de numerosas ciudades españolas para el próximo 19 de junio; decisión tomada, tal y como han informado, por la Asamblea Estatal celebrada por 'Democracia Real Ya' el pasado sábado en la que participaron los distintos grupos locales que conforman la plataforma.

En este sentido, otra de sus portavoces, Olga Mikhaylova, ha asegurado que "el trabajo colectivo" de las asambleas, tanto las organizadas por la plataforma como las que vienen celebrándose desde el pasado 15 de mayo en las diferentes acampadas, "es fundamental" y "esta permitiendo un crecimiento de inteligencia colectiva cada vez mas grande".

Respecto a la continuidad de la acampada de la Puerta del Sol, la primera en constituirse tras las manifestaciones del 15 de mayo convocadas precisamente por 'Democracia Real Ya', otro de los portavoces, Iván Olmedo, ha insistido en que "es competencia de las acampadas decidir sobre su permanencia". "No hace falta que nadie dirija esto para que salga bien", ha añadido.

CONDENA A LA "BRUTALIDAD POLICIAL"
Desde 'Democracia Real Ya' han querido mostrar a su vez su "solidaridad" con los acampados de la plaza de la Bastilla de París que, tal y como han denunciado, fueron víctimas de "la brutalidad policial" la pasada noche. "Estamos en contra de la violencia policial; este es uno movimiento pacífico", han reiterado.

"Queremos mandar un mensaje a nuestros compañeros de París que han sido reprimidos con gases lacrimógenos. Nos parece totalmente condenable la actuación de la policía francesa" han añadido, para leer a continuación este mismo mensaje tanto en inglés como en francés.

Asimismo, 'Democracia Real Ya' ha condenado la actuación policial llevada a cabo por las fuerzas de seguridad el pasado viernes contra los acampados en la Plaza de Cataluña de Barcelona, y han exigido la dimisión del Conseller de Interior de la Generalitat, Felip Puig.

#nonosvamos, #estonosepara #solsigue Rueda de prensa de @democraciareal Ya

Paco López, Olga Mikailova, Iván Olmedo, Aida Sánchez, y Chema Ruiz (i a d), integrantes del colectivo Democracia Real Ya
Paco López, Olga Mikailova, Iván Olmedo, Aida Sánchez, y Chema Ruiz (i a d), integrantes del colectivo Democracia Real Ya. Foto: EFE

'Democracia Real Ya' sí presentará Iniciativas Legislativas Populares (ILP) ante las Cortes
En su primera gran rueda de prensa los representantes de 'Democracia Real Ya', ha insistido en que no son partidistas ni sindicalistas, pero "sí pretenden influir en la política y en el pensamiento de la gente".

En ese sentido Chema Ruiz, uno de los portavoces del movimiento, ha recalcado que son "un movimiento de indignación" que están dentro del sistema, pero quieren cambiarlo a través de la movilización social y ciudadana y sin líderes ni representantes. Por eso apoyan de forma personal, aunque no como organización, las acampadas y asambleas populares en Sol, los barrios de la capital y muchos municipios de la región, "constituidas de forma espontánea".
En lo referente a la constitución como partido político, Paco López –otro de los portavoces de 'Democracia Real Ya' ha insistido en la idea de que no está en su espíritu ni en su fundación crear un partido político. "Son los partidos los que deben tomar nota de las preocupaciones de la gente", ha recalcado. De ahí que la principal actividad de la plataforma será la de presentar Iniciativas Legislativas Populares (ILP)  para tratar que se aprueben algunas de sus propuestas, que pasan, en resumen, por la eliminación de los privilegios de la clase política, contra el desempleo, el derecho a la vivienda, los servicios públicos de la calidad, el control de las entidades bancarias, aumento del tipo impositivo a las grandes fortunas y entidades bancarias, y la abolición de la Ley Sinde, entre otras muchas cuestiones.

Entre ellas también se encuentra la modificación de la Ley Electoral para garantizar un sistema "auténticamente representativo y proporcional que no discrimine a ninguna fuerza política ni voluntad social, donde el voto en blanco y el voto nulo también tengan su representación en el legislativo".

Por otro lado, y a preguntas de los periodistas, otro de los portavoces de 'Democracia Real Ya' también ha señalado que no renuncian a que partidos con representación parlamentaria recojan sus iniciativas e intenten que las lleven al Parlamento nacional para su aprobación.

Solidaridad con Cataluña
Durante la rueda de prensa, la plataforma ha exhibido un vídeo sobre la manifestación del pasado 15 de mayo y también otro sobre el desalojo el pasado viernes por la mañana de los acampados de la Plaza Cataluña en Barcelona. Unos actos que dejaron tras de sí decenas de heridos para los que han mostrado su solidaridad por la "brutalidad policial" de la ciudad condal.

Los portavoces también han querido responder a los que les califican de movimiento caótico. "Es un movimiento caótico. Pero es un caos que está creando ideas nuevas todos los días y escuchando a cientos de personas. Estamos muy emocionados de lo que ha sucedido. Nos ha sobrepasado", han indicado.

Paco López ha destacado que el movimiento surgido a raíz de la marcha del 15 de mayo ha conseguido "implicar y despertar a muchas personas que hasta ahora estaban dormidas". "Estamos hartos de que unos pocos decidan sobre nuestro futuro. No nos representan. Tenemos derecho a decidir sobre las cosas que nos afectan", ha indicado otro de los intervinientes.

"Estábamos en un proceso de indignación y ahora hemos pasado a otro de confianza. Ahora sabemos que tenemos el poder real, y no el mercado financiero que nos gobierna o el neoliberalismo que sólo nos ve como mercancía. Nuestro lema es que no somos mercancía en manos de políticos y banqueros", han concluido.

Una información de: 
Asier Martiarena
de la Vanguardia /


Actualización 20:12 - DAVID VALERA |  Vocento 
MADRID.

Las incógnitas sobre el futuro de la acampada en la Puerta del Sol se mantienen. Y una por encima del resto: ¿habrá desalojo? El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, dio alguna pista durante su comparecencia este lunes en Ferraz: “La Policía seguirá actuando con prudencia”. Una simple frase que deja claro que las fuerzas de seguridad no tienen prisa en actuar, mientras se mantenga el carácter pacífico de las concentraciones.
Y es que cualquier intento de levantar el campamento por la fuerza entraña demasiados riesgos. El Gobierno quiere evitar imágenes como las de la Plaza de Cataluña en Barcelona, con cientos de manifestantes heridos y cargas policiales en todos los informativos. El ministro de Fomento, José Blanco, dejó clara la idea al asegurar en una entrevista en TVE que no se actuó “bien” en el caso catalán. Además, el número dos del PSOE hizo un guiño a todos los 'indignados' al reconocer que sus protestas, “revitalizan al país” y pedir que se les escuche.

La comunicación entre las fuerzas de seguridad y los acampados es bastante fluida y los mensajes de tranquilidad en ambas direcciones habituales. En Interior están convencidos de que el efecto de una intervención sería contraproducente. No sólo porque los 'indignados' podrían volver a ocupar la plaza, como ha ocurrido en la ciudad Condal, sino porque daría alas a un movimiento que empieza a flaquear y que su presencia en las calles podría tener los días contados. La consigna es clara: que sean los propios indignados quienes decidan abandonar. De hecho, este lunes se han levantado las acampadas de Segovia, Albacete, Toledo, Palencia, Burgos, Ávila y Segovia, si bien algunos de ellos mantendrán actividades en las plazas y asambleas informativas.

La asamblea general celebrada en Sol el domingo dejó patente los problemas estructurales y funcionales del campamento. La comisión de respeto, encargada de la seguridad, reveló los conflictos de convivencia que han surgido a raíz de la llegada de personas ajenas al movimiento 15-M. Ese fue uno de los motivos por los que algunos 'indignados' apostaron por fijar una fecha cercana para levantar el campamento. El iniciativo no prosperó. Pero fue una señal significativa de que parte de los concentrados tienen claro la poca viabilidad del campamento.

De hecho, la asamblea decidió continuar en Sol con la condición de reestructurar el asentamiento y evaluar en una próxima reunión si se han subsanado esos defectos. En caso contrario, los 'indignados' abandonarán el kilómetro cero. Pero de momento, ya se han puesto manos a la obra. Una de las primeras medidas ha sido suprimir la cocina. También han retirado algunas tiendas para facilitar el tránsito de los viandantes.

Nuevas acciones
Ante el estancamiento de la acampada en la Puerta del Sol el movimiento 'Democracia Real Ya', uno de los promotores de la manifestación del 15 de mayo, anunció sus siguientes pasos en una rueda de prensa. Para empezar descartaron la posibilidad de convertirse en un partido político, porque son una plataforma "apartidista y a sindicalista". Pero también se desvincularon de las decisiones de continuar con las acampadas, ya que aseguran, ellos participan a título “individual” y no como colectivo.

Además, informaron que preparan una iniciativa popular para solicitar la reforma de la ley electoral: “Queremos acabar con los privilegios de la clase política y que los partidos pequeños tengan más representación”. Por último, la convocatoria de una manifestación a nivel europeo el 15 de octubre para protestas por el sistema político y económico actual. “Dado que los políticos se miran el ombligo y gobiernan para unos pocos, un grupo de ciudadanos ha decidido asumir las riendas de su destino”, aseguró Chema Ruíz, uno de sus portavoces. Y es que la 'SpanishRevolucion' se ha extendido por las principales ciudades europeas. Es decir, con acampada o sin ella, el movimiento sigue vivo.