Entra a formar parte de la http://generacionnohunger.org y actúa. #GenNoHunger: somos la primera generación capaz de acabar con el hambre. Lo contamos con arte. Crea y actúa: ¡Nos van a oír! Generacion No Hunger

22 abr. 2012

El tiempo vuela. ¡Tempus fugit!

@JAVIERARAGON - JAVIER ARAGÓN, EL domingo,  22 DE ABRIL DE 2012
Hoy toca respirar aire, me voy a dar un paseo por la montaña, luego supongo que llegare y le daré una vuelta a este texto que escribí esta mañana. Perdido en las montañas, paseando y sintiéndose totalmente libre, uno puede pensar en el tiempo, pensar en el concepto sobre que hacemos con el, ¿Cómo lo aprovechamos?, ¿Cómo lo administramos? llega un momento de la vida en el que todo se resume en una sola palabra: tiempoMás que una medida un valor perpetuo que nos indica el flujo de la energía que nos rodea. Ese momento es único, finito e inmortal. Único, porque será irrepetible; finito, porque ya terminó; e inmortal, ya que perdurará en la memoria. Lo más cercano a la insolencia del tiempo lo describió William Faulkner en su obra “El Ruido y la Furia”. En el siguiente fragmento, el autor evoca el regalo de un reloj que pasó de abuelo a padre y de padre a hijo. Y es una realidad que generación tras generación acumulamos aquello que llamamos conocimiento. Este fragmento literario dice así:
“…te entrego el mausoleo de toda esperanza y deseo; casi resulta intolerablemente apropiado que lo utilices para alcanzar el reducto absurdum de toda experiencia humana adaptándolo a tus necesidades del mismo modo que se adaptó a las suyas o a las de su padre. Te lo entrego no para que recuerdes el tiempo, sino para que de vez en cuando lo olvides durante un instante y no agotes tus fuerzas intentando someterlo. Porque nunca se gana una batalla, dijo. Ni siquiera se libran. El campo de batalla solamente revela al hombre su propia estupidez y desesperación, y la victoria es una ilusión de filósofos e imbéciles".
Cuando era pequeño recuerdo que mi padre tenía un reloj de cuerda especial. Aún conservo en mi memoria el recuerdo de verlo ajustando y escuchando el “tic, tic” para saber si aún funcionaba. Fue mi padre, él quien me inculcó el hecho de que un hombre debe saber de todo para poder enfrentar las adversidades de la vida. Sin embargo, al margen de todas sus virtudes y enseñanzas, siempre recuerdo  y tengo presente su amor por la lectura. Puedes pasar tu vida leyendo y habrás aprovechado tu tiempo, pues conocerás lugares que nunca habrás de pisar porque, quizás, ya no existen y sabrás sobre cosas que jamás has imaginado, pero que podrán existir. Estaba y está, pues sigue en lo cierto, el tiempo es todo lo que tienes en la vida. Sin embargo, a veces, lo más importante es olvidarnos de él. No hay forma de ganarle al tiempo, lo que sí podemos hacer es aprovecharlo en las cosas que nos gustan. 

Siempre creemos que quedará tiempo… pero el tiempo, nunca es suficienteTempus fugit.

Vídeo completo de la emisión del Redes 20: “Qué es el tiempo”. En esta entrada, se pueden ver los detalles y más información sobre este programa.



El tiempo vuela... ¿o es sólo una percepción de nuestro cerebro? Estudios revelan que la mente comprime los períodos que nos dejan pocos recuerdos.


- La pregunta más alarmante la mañana de cualquier primer día de mes. -"¿Qué hice ayer a la noche?"- puede parecer benigna comparada con "¿Qué hice exactamente todo el año pasado?" o "¿Ya pasó una década?".

Sí. En algún lugar, alguien debe haber presionado el botón de avance rápido. El tiempo pasa, lento o rápido, pero en enero, abril y septiembre siempre parece que voló y dejó conversaciones pendientes, relaciones no resueltas, malos hábitos sin modificar y objetivos sin alcanzar.

"Muchos piensan en objetivos y, si no los alcanzaron, entonces de pronto piensan que fue apenas ayer cuando se los fijaron", dijo Gal Zauberman, profesor asociado de marketing en la Wharton School of Business.

Aun así, la sensación de que el tiempo pasa varía "según aquello en lo que se piense y cómo se piense". De hecho, los científicos no están seguros de cómo el cerebro sigue el tiempo. Una teoría es que posee un conjunto de células especializadas en contar los intervalos de tiempo; otra es que una gran cantidad de procesos neurales actúan como un reloj interno.

De cualquier forma, los estudios hallaron que ese marcapasos biológico no puede interpretar demasiado bien los intervalos más prolongados. El tiempo parece pasar más lento durante una tarde sin actividad y acelerarse cuando el cerebro está ante una tarea desafiante. Los estimulantes, incluida la cafeína, tienden a hacer que las personas sientan que pasa más rápido; los trabajos complejos, como calcular impuestos, parecen demandar más tiempo que el que ocupan en realidad.

Y las experiencias emocionales, como una separación, un ascenso o un viaje al exterior, tienden a percibirse más próximos en el tiempo de lo que realmente están. Algunos psicólogos dicen que los resultados de las investigaciones respaldan la observación del filósofo Martin Heidegger de que el tiempo "persiste sólo como una consecuencia de los acontecimientos que ocurren en él".

Ahora, los científicos están hallando evidencias de que lo opuesto también sería cierto: si se recuerdan muy pocos acontecimientos, entonces la percepción del tiempo no dura; el cerebro comprime los intervalos pasados.

SUBESTIMAR LO TRANSCURRIDO

En un estudio publicado en la revista Psychological Science , el equipo de Zauberman puso a prueba la memoria de estudiantes universitarios con varios acontecimientos de interés público, como la designación del director de la Reserva Federal (33 meses antes del estudio) o la decisión de la cantante Britney Spears de afeitarse la cabeza (20 meses atrás). En general, los estudiantes subestimaron en 3 meses cuánto tiempo había pasado desde aquellos acontecimientos.

Eso no fue demasiado sorpresivo. En un experimento clásico, un explorador francés llamado Michel Siffre vivió en una cueva durante 2 meses, lejos de los ritmos de noche-día y de relojes fabricados por el hombre. Volvió a la civilización convencido de que había estado aislado durante apenas 25 días. Cuando se lo deja funcionar por sí solo, el cerebro tiende a comprimir el tiempo.

Pero la forma en que establece la temporalidad relativa de los acontecimientos depende de la memoria. De hecho, los participantes del estudio recordaron situaciones asociadas con el acontecimiento original, como la complicada vida amorosa de la cantante o la intervención de Ben Bernanke en la economía estadounidense, que hasta parecían haber ocurrido hacía mucho más tiempo.

En una serie de experimentos, el equipo puso a prueba los recuerdos personales y de fragmentos de películas observados en el laboratorio. El patrón se mantuvo: cuantas más situaciones asociadas recordaban, más lejos parecía el acontecimiento original. "A las personas les cuesta comprender el paso del tiempo -dijo Zauberman- y para poder hacerlo, se une a algo que comprenden", como es el desdoblamiento de los acontecimientos.

En un estudio previo, el mismo equipo había identificado una dinámica similar en el juicio individual de los intervalos que duran sólo unos momentos. Los estímulos relativamente infrecuentes, como los destellos o los tonos, tienden a acelerar el marcapasos interior del cerebro. Eso, por ejemplo, explica por qué parece que los hijos de los demás crecen mucho más rápido que los propios, a los que vemos todos los días. El cerebro tiene más control sobre su propia percepción del paso del tiempo de lo que la gente piensa.

El nuevo estudio sugiere que concentrarse en objetivos o desafíos que ocurrieron durante el año le daría al cerebro la oportunidad de completar el año pasado con recuerdos y el tiempo percibido. La mente es perfectamente capaz de interpretar un año, o una década, que pasó en avance rápido, como algo más que una pérdida de oportunidades de crecimiento.


El tiempo vuela, pero recuerda, tú eres el piloto. ¡El tiempo vuela!¡Cógelo! ¡Córtale las alas y saboréalo! No le dejes volar demasiado alto. Si escapa de tu vista puede que lo pierdas para siempre. Y  hay que aprovechar… (Mientras se pueda)

Recuerda: Haz con tu vida posible, lo mejor posible. :-) 










No hay comentarios: