Entra a formar parte de la http://generacionnohunger.org y actúa. #GenNoHunger: somos la primera generación capaz de acabar con el hambre. Lo contamos con arte. Crea y actúa: ¡Nos van a oír! Generacion No Hunger

11 oct. 2011

Lo mejor está por venir! ;-)

@JAVIERARAGON JAVIER ARAGÓN, EL LUNES, 10 DE OCTUBRE DE 2011

Comencé esta nota antes incluso de que comenzara octubre, el ajetreo continuo no me permite actualizar tanto como me gustaría escribir, ni tanto como me gustaría expresar. Octubre y con el por fin el frio, ya no recordaba  lo a gusto que se duerme entre sabanas de franela y tampoco de cómo se agradece un ducha caliente al despertar. Un café caliente y un zumo de naranja bien frio para contrarrestar.

Un octubre de grandes cambios y variables,  cambios porque yo no soy el que era en un octubre pasado y variables porque no dejan de suceder nuevos retos y nuevos propósitos, unos conscientes y buscados, otros no tanto pero “por suerte” aparecidos.


2011 está siendo un año de esos que  te transforman, de esos que te reforman desde la mismísima esencia y yo estoy disfrutando de ello. Todos los días al despertar estoy siendo consciente y sí, estoy feliz, para es@s que me preguntan “Te leo pero...” Al fin y al cabo el único que me entiendo soy yo…: -)


Definir prioridades


El día apenas tiene apenas 24 horas, por lo tanto es un recurso escaso que debe ser bien aprovechado. Si eres un emprendedor debes buscar realizar aquellas actividades que son más productivas para ti, las otras actividades las debes delegar, esto al principio es casi imposible pero es necesario aprender a delegar, a veces cuando incluso no sabes cómo transcurrirá el asunto en concreto pero confiando y asegurándote de que saldrá bien. Acuérdate de la famosa ley 80/20 que nos dice que con el 20% del esfuerzo vas a obtener el 80% de tus resultados…. Pero esto tampoco te lo tomes al pie de la letra. Debes descubrir cuáles de tus actividades representan ese 20% actualmente, y una vez lo identifiques debes hacer más énfasis en ello. Un emprendedor  es una persona que decide ser emprendedor los siete días de la semana, las 24 horas y los 365 días del año. Asegurarte de que haces algo con lo que te sientes realizado, es básico antes de querer avanzar, búscalo, encuéntralo y pelea…


Esta tarde de vuelta a casa: “De camino a casa pensé que te encontraría esperándome. Al llegar ni tú, ni tú recuerdo permanecían allí. Habías desaparecido”


En el veinticincoavo octubre de mi vida  te diré que existirán días claros y días grises incluso más oscuros pero, hay días claros y hay días grises y eso, es lo  realmente importante. ¡Que siga habiendo días! 


Estos son algunos de los mejores consejos que he recibido en mi vida.


Usa tu vista para ver la belleza de la vida y para ver el interior de las personas; no la uses para criticar maliciosamente cómo se ven o se visten los demás o para juzgar a las personas sólo por sus apariencias.


Usa tus oídos para escuchar a tu prójimo y poder ofrecerle una palabra de aliento, para escuchar los sonidos agradables que te ayudan a olvidar las dificultades y edifican tú interior; no lo uses como un arma o para escuchar cuando se habla mal de los demás.


Usa tu olfato para percibir el olor de las flores, del perfume y del amor; no lo impregnes con los malos olores como lo son el odio, el egoísmo y la traición.


Usa tu gusto para saborear el triunfo de tus metas alcanzadas, de los logros obtenidos con esfuerzo y dedicación; no lo uses para saborear las derrotas de otros.


Usa tu tacto para sentir y dar amor para tocar a las personas con tus deseos positivos; no lo uses para pedir injustificadamente…


El sexto sentido, el más importante, ese es el que aprendí yo mismo y el que nos da la sabiduría para distinguir la diferencia entre los otros sentidos; entre el bien y el mal, entre dar o recibir y entre construir o desmoronar. A veces miramos sin ver, oímos sin escuchar, olemos sin percibir, probamos sin saborear y tocamos superficialmente.


"La libertad y la simple belleza son demasiado buenas para dejarlas pasar"


Tendemos a decir lo que no pensamos al igual que a escribir lo que a veces no decimos… hay ocasiones en las que deberías de hacer de tus noches metáfora de tus días.


La máscara del pseudónimo ya no sirve. Es el texto que reclamó su lugar con otros textos del mismo escriba. Algo así como anudarse en una obra en marcha. Y en el tejido de palabras hay también una renuncia a éste formato del blog. #LosTweetsDebenFluir es lineal, no temporal, sino espacial. Ahora, se construirá hacia el fondo de una página que reclamará un blanco final, un silencio exacto que no tardará en llegar. Cuando pueda en las próximas semanas, comenzaran a desaparecer algunos post del blog, no  es mas que una clara consecuencia de los acontecimientos que han sucedido y que espero florezcan en el futuro nuevamente.


Y así,  "De vuelta a casa"

Ayer fue un domingo tranquilo, de esos que te regalas a ti mismo, por la mañana disfrute de la familia, después de comer, vi Hacia Rutas Salvajes y por la tarde El árbol de la Vida. Ambas me cautivaron. Mas tarde, comencé a leer, en esta ocasión un libro que punzo en mi una necesidad de expresar… Me llegaron muy al fondo las palabras de Alejandro Corchs, sus palabras fueron como mis palabras, manifestándose en otro ser, mi energía  conectó con su energía, éramos lo mismo, tal vez somos lo mismo, y todos somos lo mismo. Posiblemente buscamos la forma de llegar al mismo lugar, por un camino similar.


Y lo escuchaba y me escuchaba. Yo tampoco pude frenar las tormentas, ni el viento, ni el tumulto en contra, no pude evitar el daño, tampoco pude controlar mi dolor interior, mis propios caballos salvajes que en algún momento se pusieron en mí contra, pero si pude sostener siempre, a pesar de todo lo que él llama “el timón de mi intención”. Y eso es transformador. Con el tiempo me di cuenta que yo era una cosa muy distinta a todo lo otro,  que aquello era todo exterior, y no me pertenecía. Que todo lo demás se terminaba cuando yo lo decidiera, pero yo no; era una pieza intacta.


Lo que nunca pensé, fue que para encontrar y ver manifestándose a mí Ser, en mi camino de vuelta a casa, fuera  necesario vivir una experiencia de vida devastadora. Encontrar que dentro de mí está toda la esencia en su más puro estado y todo lo que está afuera son piezas que se pueden mover.


De ahí se explica, todos los cambios que he realizado en esta vida, han sido piezas que me permití mover, guiado por mi Ser. Ni más ni menos.


Es cierto. Fue todo una bomba de tiempo. Un camino empedrado para llegar a otro camino empedrado y empezar de cero. Cambios, uno por añadidura de otro. Uno sucediendo a otro sin digerirse, anudándose, armando telarañas de caminos para llegar al mismo lugar, guiado por una sola intención, manifestarme como soy.


Fue todo adrenalina en estado de inmediatez. En estado de urgencia. Empezar todo de cero. 

Cada mirada estaba cargada de asperezas y palabras invisibles. Cada abrazo y cada beso era interminable y reponedor.  Muchas veces me broto una fuerza superior para afrontar cada cosa.  Pero sabía que eso era “cada cosa”, que eso no era yo. Era otra cosa, fuera de mí.


Todo salió bien, porque busqué la forma de dejar Ser lo que tenía que Ser, y no lo que Parecía que era.


Hubo muchos, no uno, muchos momentos en que necesité respirar, sentir que frenaba, ver que estaba en el camino correcto de mi mapa, encontrar ese punto, que sabía que existía, que era real, y yo lo sabía, hasta ese entonces sin saber  cómo ni porque, pero lo sabía.


Los millones de cosas que metí en los compartimentos, sin clasificarlas, amontando todo, parece que se multiplicaban. Tuve que cerrar la puerta a presión. Y después me costó abrirla, porque se me venía todo encima y me invadía y me inundaba. Y Pesaba.


Con los días, lenta y paulatinamente, fui abriendo compartimentos. Y de allí salieron monstruos y fantasmas, y mariposas alegres con ganas de volar y sonreír. Algunos me asustaron,  dolieron al salir, eran más grandes que la caja torácica que los sostenía,  lastimaban, tuve días de ardor, y de alegría, días de euforia y de miedos, de cobardías y de inseguridades, tuve días de confianza y días de felicidad. Días de lágrimas y de sonrisas.


Eso me dio la sensación de que me convertía en alguien muy poderoso, muy fuerte. Mi espíritu era algo muy poderoso y muy fuerte que me guiaba, mi mente craneaba las maneras, dejaba a un lado las lágrimas, y manejaba estrategias, mi Ser con su sola presencia me vigilaba. Los días se empezaron hacer más dulces, en la medida que me fui descubriendo desnudo y sin nada.


Sin nada de nada. Tenía que construirme yo, dejar manifestar mi Ser, y eso por añadidura traería algo y yo estaba dispuesto  a enfrentar lo que viniera, por eso siempre repito una gran frase de Indira Gandhi "Es un gran privilegio haber vivido una vida difícil". Y hoy, hoy soy feliz...

No hay comentarios: